10 Consejos para parejas con hijos

Ante el nacimiento de los hijos aparecen nuevas dudas, miedos y decisiones a los que con anterioridad la pareja no había tenido que enfrentarse. En muchas ocasiones estas discrepancias se solucionan de forma rápida y pacífica, pero en otros momentos aparecen desagradables malentendidos y enfados que generan malestar en la pareja. Por ello os presentamos 10 consejos para evitar y/o llevar a buen puerto estas discusiones.

 

  1. No ver las discusiones como algo negativo, sino como una oportunidad para buscar soluciones y salir del estancamiento. Para ello, tenemos que centrarnos en el tema a tratar, evitar sacar los trapos sucios y no repetir los mismos errores.

 

  1. Para llegar a un acuerdo en pareja, ambas partes tienen que querer estar implicadas en la búsqueda de una solución. Así se podrá establecer un objetivo y un camino a seguir.

 

  1. Elegir el momento y el lugar adecuado para tratar las discrepancias. No todos los momentos son idóneos para buscar soluciones. Es importante estar tranquilos, descansados, tener tiempo suficiente y evitar estar delante de los hijos a la hora de tratar los desacuerdos.

 

  1. Es necesario conocer nuestra propia opinión y expresarla como una opción más, no como la única. De esta manera sabremos que buscamos defender y tendremos argumentos para ello. Pero recuerda que tu opinión no es la única y que todas son igual de importantes. Escucha lo que te quieren decir y si sabes que te has confundido no dudes en rectificar.

 

  1. Escuchar lo que el otro está diciendo desde el respeto y sin prejuzgar. Antes de interrumpir una conversación, cuenta hasta cinco interiormente y piensa que si nos gusta que respeten nuestro turno, debemos respetar también el de los demás. Evita terminar las frases de tu pareja y gritar, ya que por las formas se puede perder la razón.

 

  1. No demores la expresión de sentimientos. Si tu pareja te dice alguna frase fuera de tono o que te moleste, escoge en ese instante la manera de responderle parapoder comunicar qué es lo que te ha ofendido y como te sientes.

 

  1. Es necesario mostrar empatía con nuestra pareja y ponernos en su lugar, así conseguiremos entender mejor su situación y lo que busca comunicarnos.

 

  1. Se consecuente y razonable, usa el sentido común. Tenemos que ser conscientes de lo que decimos y cómo lo decimos para evitar ser contradictorios, por eso es mejor que nuestras decisiones estén reflexionadas, especialmente en lo que se refiere a nuestros hijos/as.

 

  1. Es necesario valorar las ideas del otro y encontrar la parte de verdad hay en ellas. Tenemos que comprender que no estamos en una competición y el objetivo no es ganar, sino que formamos un equipo junto a nuestra pareja, por lo que saber ceder y negociar cuando es oportuno es importante para encontrar la mejor solución.

 

  1. Si la tensión aumenta y no estamos llegando a ninguna parte, puede ser necesario hacer una pausa y tomarse un tiempo, ya sean minutos u horas. Posteriormente buscaremos retomar la conversación de la forma más óptima, tras haber podido analizar nuestras opiniones y las de los demás.Upset boy standing with arms folded in front of parents with problems against white background

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *